miércoles, octubre 24, 2012

La reciente historia sureña de Chile y los helicópteros

(Helicóptero en Ercilla: Imagen tomada de El Dínamo: http://www.eldinamo.cl/2012/10/17/fotos-contingente-policial-allana-comunidad-mapuche-disparando-desde-un-helicoptero/)


La reciente historia sureña de Chile y los helicópteros
24 de octubre de 2012
Esta tarde leí que en el marco del proceso a los mapuches de Wente Winkul Mapu -a quienes la Corte Suprema terminó por reconocer que se estaba procesando como no correspondía- se afirmó que el general de Carabineros Bezmalinovic habría participado en una persecución en la “Zona Roja” y que habría sido él mismo quien –cual Trizano- habría desarmado al joven Levipan “puma veloz” (porque eso significaría su apellido aunque usualmente se traduzca “pangui” como “león”). Por otra parte, Levinao es Lefinawel "jaguar veloz".
 Mientras tanto, el periodista magallánico Gjuranovic recogía impresiones en Santiago a autoridades mapuches y Pavlovic -la noche anterior- había dado a conocer un reportaje ahistórico, donde entrevistaba al funcionario Ljubetic y al fiscal Chamorro (conocido como “El antimapuche”) que emitía declaraciones sin que pusieran debajo su nombre en TVN. Curioso. Recordé a los cuestionados testigos protegidos por biombos, los “sin rostro” de otros juicios. Esos por Ley Antiterrorista. El encapuchado que la Justicia chilena, reformas más reformas menos; Pinochet más Pinochet menos, sí tolera.
Y me puse a pensar en helicópteros. Era Inevitable. Recordé de pronto que uno de los antecesores del general Bezmalinovic, fue erigido como santo.  Me refiero al general Alejandro Bernales, quien ascendió a director, luego de operar en Araucanía con mucha represión a mapuches. Sus días terminaron en Centroamérica, justo a bordo de un aparato volador. Esas cosas de la vida.
Se me vino a la cabeza, también la silente expresidenta Bachelet y el episodio del helicóptero el 27/F, helicóptero que la Master en Defensa en Washington no tuvo a disposición, no fue capaz de obtener pese a su investidura o no le quisieron facilitar.
Pensé en el presidente Piñera, también y en su episodio del combustible que no le alcanzó para llegar al sur, en su vuelo jugando a cambiar de piloto, con el señor Navarro de Sonda. Pensé en esa foto que circula por Internet, donde aparece con Tompkins, piloteando otra nave, antes de que comprara lo que hoy llama Tantauco y se apropiara de territorio huilliche en Chiloé.
Recordé además, al niño mapuche Painevilu de Maquehue –ayudante de machi- que fue subido en un helicóptero y “llevado a pasear”, mientras amenazaban con lanzarlo (si no declaraba lo que querían que declarara). No sé en qué estará ese proceso.
Me topé con las declaraciones de testigos de las desapariciones en Araucanía en los años 70, justamente en helicóptero y desde la “Base Aérea Número 3, Maquehue”, fue que salieron vivos o muertos (en un territorio que fue expropiado a mapuches hacia 1928). Volaron para ser lanzados al mar. Lo mismo dijo El Mocito que ocurrió en Chile Central, a propósito de helicópteros Puma.
En este recuento aéreo, cómo pasar por alto al senador Espina sobrevolando Araucanía primero que todos -en medio de los incendios veraniegos famosos- por los brigadistas que perecieron. Sobrevolando antes de hacer declaraciones incendiarias, como casi siempre, adivinen: en un helicóptero… ¿conseguido raudamente por las forestales?
Y hablando de las forestales, recordé a Sergio Nuño de “La Tierra en que Vivimos”, que al parecer está rematando hasta sus helicópteros (empresa de mantención de los mismos, tiene). Y de eso poco queda, después del reportaje que le encargó Celulosa Arauco para limpiar su imagen contaminante, a raíz del Desastre del Río Cruces y los cisnes muertos. Pensé en Mehuín y en la amenaza del ducto. Misma empresa y Bachelet con sus seremis, dándole aprobación a la contaminación, poquitos días antes del episodio de su fallido sobrevuelo al Sur en helicóptero en el 27/F.
Y bueno, terminé mi “vuelo” con el helicóptero desde el que apuntaba un policía, en las alturas en Ercilla llamado antes Collico o “agua roja”, cuando Piñera, el mismo que condenó a priori a los absueltos hoy por la Corte Suprema, inauguraba una posta con Mañalich. Posta que me imagino, tendrá helipuerto y que no bombardearán nuestros propios helicópteros.
Así con la historia reciente sureña.

Fernando Ulloa Valenzuela
temuquense
Magíster © en Historia mención Etnohistoria
Universidad de Chile

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal