lunes, mayo 07, 2012

Los ríos de Araucanía en el Mes del Mar



Los ríos de Araucanía en el Mes del Mar


7 de mayo de 2012

En el Mes del Mar, me preocupan los ríos de La Araucanía. Debo decir que el último tiempo he leído intranquilo cómo mueren peces, pretenden rebautizar puentes, buscan apropiarse de derechos de aguas y promueven la construcción de centrales de paso, con durabilidad de 50 años (luego de los cuales rara vez demuelen los muros que impiden a los peces remontar los cursos para desovar). ¡Los ríos son carreteras en ambos sentidos, a no olvidarlo!

Nuestra Avenida Costanera “Los Poetas”, con sus inundaciones y pedradas (donde antes estuvo el estero Pichi-Cautín), es sólo una pequeña parte del problema. A modo de ejemplo la Isla Cautín todavía no ve llegar a buen puerto los proyectos que hace tanto tiempo se anuncian: se inunda. Y no olvidemos que a un costado se fundó la ciudad, allí en las proximidades del Regimiento Tucapel (de espalda al río, tal como hemos seguido).

A sus pies, está nuestro Cautín contaminado desde mucho antes de Curacautín, con los desechos domiciliarios e industriales. ¡Y tan bonitos que son los martines pescadores que puede uno ver desde el By-Pass, que nadie visita! Ni comparado en todo caso con el turístico Calle-Calle, que engalana Valdivia. Por mucho que Celulosa Arauco contamine el río Cruces, su afluente. En ambos ríos ha habido cisnes de cuello negro; unos en el Santuario Carlos Anwandter y otros a la altura de Villa Almagro (al sur de Imperial). Sobre los últimos escribió el poeta Juvencio Valle, compañero de infancia y amigo de Neruda, que nunca leemos. Alumnos ambos del Liceo de Hombres de Temuco.

Melipeuco con las irregularidades de la piscicultura Curacalco, no tiene sólo un problema comunal (tampoco es noticia). Las aguas se arrastran río abajo con el aparente desdén regional. Y no está muy lejos el Parque Nacional Conguillío, ah.

En el río Allipén (desaguando nuestro cercano y desconocido Lago Colico a solo 75 km de Temuco), leí hace algún tiempo, que un primo de los Becker (alcalde de Temuco uno y diputado de la zona el otro), sacaba áridos sin permiso alguno… pero: “de esas cosas no se habla en la región”, sentenció mi madre hace unos días. Menos de los forasteros y depredadores salmones Chinook que soltaron en los 90, porque iba mal un negocio.

Para colmo, la empresa COSAL de propiedad de Samuel Levy –el de la colapsada Rotonda Pérez Zujovic en Santiago y del Estadio Monumental en Macul- admitió su responsabilidad en la muerte de más de 300 kilos de peces ahora en abril de 2012. Pasó en Labranza que está de Temuco mucho más cerca que Maipú de Santiago (y que no es comuna aparte, sino un barrio). Fueron peces de agua dulce (los más amenazados en estos tiempos, según los informes de los ecólogos). ¿La razón? Desviar el curso del río para sacar áridos.

Áridos que nos invitan a no olvidar -ahora en tiempo de elecciones- que el hijo de la anterior alcaldesa de Padre Las Casas, Rosa Oyarzún, fue inclusive a juicio por los malos manejos que hizo con las piedras y arenas del río. Se supo poco de los resultados, eso sí.

Grábense este nombre: “Estero Pelales”. Allí donde quieren hacer el bullado Aeropuerto Quepe (en tierras que se vendió ella misma la antigua Seremi del MOP, Jazmín Balboa), no midieron las posibilidades de inundación de este curso de agua. Así que si no es la neblina, el estero se encargará de recordarnos que las comunidades mapuches de la zona, no estuvieron de acuerdo ya por el ruido insoportable; ya porque nadie les consultó si querían todos los días unos cuantos aviones pocos metros sobre sus cabezas.

Ya sabrán ustedes que en el lago Calafquén (el de Licán-Ray, otra que no es comuna), la pesca es muy mala. De hecho tienen que dejar alevines de vez en cuando para "fomentar el turismo", dicen. Pregunten por las “tenias” (gusanos) producto de la Central Pullinque. Allí estaba el desagüe del lago, en un río llamado Huanehue que no conocemos porque el acceso está restringido: a veces abren las compuertas y hay crecidas, pero los peces no pueden remontarlo y se han agusanado.

Vayan olvidándose de la competencia para pescar el mejor lenguado en la playa de Nigue. Ésa que promociona el diario regional de mayor tiraje, allí muy cerca de la desembocadura del río Toltén. Si el Grupo Angelini llega a concretar sus planes de botar los mismos desechos que mataron a los cisnes, ahora con menos tratamiento, directo en Mehuín con un tubo de dos kilómetros, nos iremos a las pailas. Queule por lo menos se ha opuesto, pero el resto de la región casi no se entera. Si no me cree, lea: http://www.noalducto.com

¡Y qué quieren que les diga! A este paso, hasta los ahogados de todos los veranos en el río Cholchol, temerán por sus vidas. Qué añadir de los planes del “Canal Victoria”, uno que pretendía, con la excusa de “mantener el caudal ecológico” (o un chorrito mínimo), sacar casi todas las aguas –de todos- del Cautín para nutrir pinos y plantaciones (que no son de todos).

En el mismo Cautín, el concejal Zúñiga Ibáñez –el mismo que conduce las noticias en el canal de la Universidad Autónoma- ha promovido cambiar el nombre al "Puente Nuevo" por Juan Pablo II, como si no existieran ya una villa y una cruz que recuerdan el paso del Papa  por Araucanía. Medidas populistas en tiempo de elecciones… hablando de “canales”, el suyo (que antes manejaba el ahora gobernador Mellado), tiene contrato vigente con la Municipalidad de Temuco para “transmitir 7 minutos de informaciones”. Así fluyen influencias y cargos en la zona. Así mismito no nos enteramos de lo que pasa con nuestros ríos.

Lo del lago Budi y la Carretera de la Costa a pedido de las forestales que mira con buenos ojos HidroAysén; las centrales de pasada ni tan de pasada con santos en la Intendencia; los lodos de las pisciculturas en esteros como El Membrillo y los hongos en el estero Peuco de Melipeuco o el  estero Matanzas de Vilcún. Y el nacimiento del río Biobío en nuestra región, lo dejo para otro escrito. De la canoa del Lago Villarica, misma cosa.

Como corolario, o debo decir “para colmo”, la Seremi del Medio Ambiente de la Araucanía –la señora Flies- es a su vez, la autoridad subrogante de Los Ríos. ¿Se desdobla? Hablamos de la tristemente célebre “Región de Los Líos”, justamente por los conflictos ambientales. Hasta aquí escribo, por ahora.

¡Menos mal que el Imperial es navegable, si no, ya estarían planeando dejarlo como el Mapocho! ¿Al abordaje? ¿A pique? Y aunque la contienda sea desigual, a no desanimar, coterráneos.

Fernando Ulloa Valenzuela

temuquense

Magíster © en Historia

Universidad de Chile

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal